Tamara Arroyo

Azul Piscina & Soñando Miami

Estas dos acciones tienen como objetivo el poner el punto de mira en un espacio abandonado del barrio Puerta del Ángel, el solar de la antigua piscina Miami, y su reclamo para nuevos usos de carácter social.

En Azul Piscina se emula el contorno de la piscina mediante una acción en la que la artista dibuja el contorno de la misma en sus propios muros.

En Soñando Miami se convocó al vecindario a sacar sus toallas de piscina a la calle y fabricar un tendedero colorista junto al solar.

 

La obra de Tamara Arroyo se construye desde lo vivencial y lo biográfico. Al principio, eran intervenciones en las que observaba e interpretaba el espacio que le rodeaba para establecer un diálogo entre lo real y lo imaginado. Partía de espacios reales en los que incorporaba elementos. Los materiales de intervención eran efímeros, realizando las instalaciones in situ, y luego documentándolas a través de fotografías.

Desde hace un tiempo, los lugares son aquellos en los que ha vivido o que pertenecen a su memoria personal. En este ejercicio mezcla imaginación y memoria. Además, ha realizado proyectos de arte público, en los que ha trabajado con colectivos a través de acciones, como los juegos populares, o con situaciones de su vida cotidiana.